CAMBIOS INFLAMATORIOS EN CÉLULAS PAVIMENTOSAS DE EXOCERVIX Y VAGINA

Las células del EPE pueden sufrir modificaciones por efecto de la acción de bacterias, hongos, parásitos y virus, así como por consecuencia de la aplicación de drogas, radiación, frío o calor. Las denominadas anomalías inflamatorias son modificaciones que se observan principalmente en el núcleo de las células, aunque pueden ponerse de manifiesto en el citoplasma también. Son cambios en general inespecíficos (no identifica al agente inflamatorio), y que implican la disminución o pérdida de la actividad celular, es decir, conducen a la muerte celular por necrosis.
El conocimiento de estos cambios es de gran utilidad en al citodiagnóstico del cáncer, pues deben ser diferenciados de las alteraciones pre-neoplásicas y neoplásicas.

A continuación, se describirán los cambios más frecuentes observados en los extendidos inflamatorios. Estas descripciones se realizan coloreando los preparados con la técnica de Papanicolaou. Más adelante se verá la posibilidad de observarlas mediante la técnica de Giemsa.
a) Aumento del número y tamaño de cromocentros, con disminución del cromatismo de la eucromatina y aspecto borroso del núcleo en general: este fenómeno corresponde al proceso de desnaturalización de las histonas y a la inestabilidad cromosómica.
b) Engrosamiento de la membrana nuclear, por depósito de heterocromatina inactiva.
c) Aumento del volumen celular: consecuencia de la pérdida del control sobre el agua por alteración de los mecanismos de membrana que controlan el intercambio Na/K. Este hecho no siempre se observa. Cuando ocurre, además, el núcleo celular aparece Hipocromático.
d) Modificaciones citoplasmáticas: vacuolización (por ruptura de membranas de vesículas con contenido enzimático), cambios de tinción (por desnaturalización de proteínas estructurales), bordes celulares imprecisos (lisis de membrana plasmática), halos perinucleares (desnaturalización proteica, pérdida del citoesqueleto).(FIG 14-16)



Fig 14: Cambios inflamatorios en células pavimentosas por tricomonas. En la parte superior derecha se observan células de las capas profundas (Col de Papanicolaou-400x)



Fig 15: Colpitis intensa. Observar alteraciones nucleares en las células del centro, y el fondo necrótico (Col de Papanicolaou-400x)



Fig 16: Trichomoniasis. Se observan los parásitos, los cambios inflamatorios en las células del EPE, especialmente los halos perinucleares (Col de Papanicolaou-400x)

Cambios particulares en extendidos inflamatorios:
1) Presencia de células profundas: Las mujeres en edad fértil, con ciclos normales, exfolian desde el EPE de cuello uterino y vagina células superficiales e intermedias, cuyo porcentaje se va modificando según el balance homonal entre estrógenos y progesterona. La presencia de células parabasales para esta etapa de la vida siempre debe interpretarse como un hecho patológico; la excepción la constituyen los extendidos en puerperio, que muestran alto porcentaje de células parabasales, siendo este cuadro fisiológico en esas condiciones.
En reacciones inflamatorias intensas de cuello y vagina, el EPE puede recibir un daño extremo, con pérdida de su integridad y exposición de las capas profundas, que a veces implican lisis del estroma subyacente. En estos casos aparecen las células profundas (parabasales) en los extendidos, que además pueden mostrar cambios inflamatorios, fuera del contexto esperado para el cuadro hormonal correspondiente. Las trichomoniasis severas suelen acompañarse por células profundas con anomalías inflamatorias, debido al marcado daño epitelial.(FIG 17)



Fig 17: Extendido con marcados cambios inflamatorios por Tricomonas. Observar el grupo de células profundas con marcadas anomalías en el centro del preparado (Col de Papanicolaou-400x)

2) Colpitis atrófica: Los bajos niveles estrogénicos en la pos-menopausia provocan la desaparición de las capas diferenciadas del EPE, quedando reducido a un epitelio de pocas filas de células parabasales, por lo tanto muy lábil. El hipoestrogenismo no sólo detiene los mecanismos de división y diferenciación celular, sino que es responsable de procesos de degeneración epitelial: necrosis y muy probablemente apoptosis. En los extendidos se visualizan estas modificaciones, que se engloban como “colpitis atrófica”. Son extendidos con predominio de células parabasales (y en muchos casos sólo se observa este tipo celular) cuyos núcleos y citoplasmas muestran las modificaciones características del proceso inflamatorio: vacuolización, ruptura y desaparición de la membrana nuclear con retracción de la cromatina por unión de cromosomas (cariorrexis) o transformación del núcleo en una masa amorfa única (cariopicnosis), o simplemente desaparición del núcleo. La presencia de pequeñas células con restos nucleares o sin ellos, a veces queratinizadas, recuerdan a los cuerpos apoptóticos, por lo que se sospecha que este fenómeno puede tener lugar, como se ha demostrado en epitelios privados de estrógenos.
El resto del extendido acompaña a las alteraciones de las células epiteliales: largos filamentos fuertemente teñidos con Hematoxilina provienen del material nuclear condensado desprendido de las células necróticas. El fondo del preparado es sucio, con gran cantidad de material necrótico en forma pulverulenta, que no debe ser confundido con gérmenes.(FIG 18)



Fig 18: Extendido característico de la Colpitis atrófica (Col de Papanicolaou-400x)

Extendidos coloreados con Giemsa: Las imágenes citológicas descriptas en los párrafos precedentes pueden correlacionarse con las observadas con la técnica de Giemsa. Se recuerda que para un óptimo resultado, los extendidos deben fijarse inmediatamente en alcohol de 96º, someterse a la coloración con Giemsa y finalmente, luego de secados, cubrirse con aceite de inmersión o montarse con Bálsamo de Canadá.
Se muestran ejemplos de células del EPE normales (FIG 19-21) y con cambios inflamatorios (Fig 22-27)



Fig 19: Células superficiales del EPE.(Col de Giemsa-400x)



Fig 20: Células superficiales e intermedias del EPE (Col de Giemsa-400x)



Fig 21: Células parabasales e intermedias del EPE (Col de Giemsa-400x)



Fig 22: Cambios inflamatorios en células del EPE. Mujer en edad fértil (Col de Giemsa-400x)



Fig 23: Extendido inflamatorio. Se observan células profundas del EPE. Mujer en edad fértil (Col de Giemsa-400x)



Fig 24: Marcadas anomalías inflamatorias en células del EPE. Se observan núcleos de aspecto “vacío” y células de las capas profundas. Mujer en edad fértil (Col de Giemsa-400x)



Fig 25: Extendido inflamatorio en una mujer en edad fértil (Col de Giemsa-400x)



Fig 26: Marcadas anomalías inflamatorias en mujer en edad fértil (Col de Giemsa-400x)



Fig 27: Extendido característico de colpitis atrófica (Col de Giemsa-400x)